Palos de ciego.pdf

Palos de ciego

Aquilino Duque

La novela Palos de ciego es mi primera tentativa en el género narrativo y ocupó mis ocios de una travesía del Atlántico que duró el doble de lo previsto. Cabe decir que fue escrita en el agua, como el nombre de Keats en su epitafio romano, con la diferencia de que el nombre del poeta estaba llamado a perdurar y el mejor destino de mi manuscrito hubiera sido el de ser arrojado por la borda y devorado por los peces. Pecado de juventud, confesión general, desahogo pueril, pronto se desvanecerían las inevitables ilusiones que se forja cualquier escritor primerizo. La enumeración de mis pasos en falso y mis palos de ciego antes de cruzar por vez primera el Atlántico sería el cuento de nunca acabar, pero el que más lamento es la atolondrada decisión de dejar Cambridge, donde me prolongaban la beca de que disfrutaba, por Dallas, de la que lo único que sabía es que era una «ciudad fronteriza» según una película protagonizada por Gary Cooper. Después de ese mal paso, era lógico que mi vida fuera un rosario de palos en el agua que el niño alado de los ojos vendados se ocupó en trocar en palos de ciego. En Cambridge estaba cuando, al hacer un resumen del año de 1954, escribí unos versos en los que, hablando de mí mismo en tercera persona, acababa diciendo:Tuvo un potro cuatralbo... Pero le dio en el anca una palmada y lo echó a galopar por las estrellas.Aquilino Duque nació en Sevilla el 6 de enero de 1931, pero su infancia transcurrió en Zufre y su adolescencia en Higuera de la Sierra. Cursó estudios medios y superiores en Sevilla y amplió estudios en Inglaterra y Estados Unidos. Cultivador de géneros diversos, tiene el premio «Washington Irving» de cuentos, el «Leopoldo Panero» y el «Fastenrath» de poesía, más el Nacional de Literatura por su novela El mono azul. Es individuo de número de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras y ha residido en diversos países como profesor visitante y como funcionario internacional. Palos de ciego es la primera de sus novelas.

Palos de Ciego. 505 Me gusta. Plataforma de humor. Facebook muestra información para que entiendas mejor la finalidad de una página.

4.13 MB Tamaño del archivo
9788416034604 ISBN
Palos de ciego.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.travellife.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Entre el autoritarismo, la ignorancia y los palos de ciego. Efrén Vázquez Esquivel 21.08.2020/04:27. Comparte esta noticia. Publicidad. Más opiniones. Ir a todas las Opiniones;

avatar
Mattio Mazios

Palos de ciego es también un enfrentamiento con la memoria, con las víctimas olvidadas y las inventadas entre los hitos de la historia y el humo de las leyendas. “David Torres demuestra ser uno de los más sólidos novelistas de nuestro idioma, ...

avatar
Noe Schulzzo

14 May 2017 ... 'Palos de ciego', el cómic de un "barriobajero orgulloso" que dignifica al extrarradio. Israel Gómez, 'El Irra', publica su primera novela gráfica y ... 30 Oct 2014 ... Nuevamente asistimos al bombardeo mediático de la “campaña solidaria” de las “27 horas de amor”, ante lo cual reafirmamos ante la opinión ...

avatar
Jason Statham

6/11/2013 · Corte nº 6 del álbum "Agujeros de gusano" (2013). Grafismo: Antonio Blanco. Web: www.izalmusic.com Twitter: @izalmusic Facebook: facebook.com/izalmusica

avatar
Jessica Kolhmann

Y sabrá Dios qué otras diabluras se inventarán, de aquí al domingo, para tratar de cambiar la decisión que ya tomó la mayoría del electorado, pues por más que digan y repitan que no creen en esas encuestas porque son manipuladas o porque son parte de una “conspiración” mediática, los palos de ciego que está dando el peledeísmo en esta recta final indican todo lo contrario.