Rezar en cuaresma. Ciclo c: Tras las huellas de jesús.pdf

Rezar en cuaresma. Ciclo c: Tras las huellas de jesús

. Colectivo

Jesús nunca deja de curar tus heridas. No se cansa de querer salvarte, de invitarte a una vida de alegría y optimismo. Esta Cuaresma puede ser una oportunidad para que acojas esta salvación, para que la alegría de la Palabra de Dios te devuelva el ánimo. Para cada día encontrarás una breve oración. Medita con calma la pequeña frase bíblica, si quieres, lee el texto de donde fue sacada. Mira la imagen, lee la oración y conecta la Palabra de Dios con tu vida.

15/03/2019 Diez decálogos y meditaciones de Cuaresma: Todo ante la Cuaresma 2015 (18 febrero/2 abril 2015) Por Jesús de las Heras Muela La Iglesia católica se dispone a recorrer el tiempo litúrgico y espiritual de la Cuaresma, los cuarenta días de camino hacia la Pascua.

5.45 MB Tamaño del archivo
9788490239315 ISBN
Rezar en cuaresma. Ciclo c: Tras las huellas de jesús.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.travellife.mx o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

La vida no es un camino incierto y sin destino fijo, sino que conduce a Cristo. ... Reflexiones para la Cuaresma ... Por: SS Benedicto XVI | Fuente: www.la-oracion .com ... Id tras Cristo ... Evangelio meditado para el Tiempo Ordinario · Evangelio Ciclo A, B y C · Evangelio meditado Pascua · Evangelio meditado Cuaresma ...

avatar
Mattio Mazios

Ciclo C Dt 26, 4-10; Rm 10, 8-13; Lc 4, 1-13. “Se internó en el desierto, donde permaneció cuarenta días y fue tentado por el demonio” (Lc 4, 1-2). Ki’óolal lake’ex ka t’aane’ex ... Jesús le replicó: «También dice la Escritura: No tentarás al Señor, tu Dios.» Al ver el diablo que había agotado todas las formas de tentación, se alejó de Jesús, a la espera de otra oportunidad. En nuestro caminar hacia la Pascua. Seguimos sus huellas. Queremos hacer lo que Él hizo.

avatar
Noe Schulzzo

Id tras Cristo "Id tras las huellas de Cristo. Él es vuestra meta, vuestro camino y también vuestro premio. En el lema que he escogido para la Jornada de Madrid, el apóstol Pablo invita a ... domingo v de cuaresma, ciclo c Las primeras Comunidades Cristianas eran comunidades con muchos defectos. Encontramos en ella la envidia, las riñas, la ambición, la sexualidad descontrolada de algunos de sus miembros, etc. Son Comunidades que a pesar de sus defectos y de sus pecados tienen un talante, un estilo, un ánimo vital.

avatar
Jason Statham

"Id tras las huellas de Cristo. Él es vuestra meta, vuestro camino y también vuestro premio. En el lema que he escogido para la Jornada de Madrid, el apóstol Pablo invita a caminar, «arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe» (Col 2,7). Las ocho letras dela palabra “cuaresma” C = Conversión, la cuaresma es un tiempo propicio para tomar decisiones importantes. Es la oportunidad de convertirse a los mejor de sí mismo. Pone delante de nosotros la novedad apasionante del proyecto de vida de Jesús. La liturgia nos evoca

avatar
Jessica Kolhmann

Tras la huellas de Jesús de Nazaret Recientemente he escuchado una expresión, en la que se llamaba a Tierra Santa “ el quinto Evangelio ”. Y en parte lo es, porque Jesús ha nacido en un momento preciso y en un lugar concreto, en una franja de tierra fronteriza del imperio romano, y el conocer estas circunstancias nos acercan más a Jesús. Homilias dominicales Ciclo C Cuaresma Homilía para el Segundo domingo de Cuaresma - C Primera: Gén 15, 5-12.17-18; segunda: Fil 3, 17-4,1; Evangelio: Lc 9, 28-36